Cómo hacer un guión de radio según el tipo de programa

16/07/18 06:14 PM / by Equipo de Terminal Creativa

guión de radio

Los programas radiales han sabido sobrevivir a los cambios de los consumidores, que siguen eligiendo los dispositivos tradicionales para escucharlos, especialmente cuando viajan en auto.

De todas formas, sin importar el canal por el cual se transmita, al realizar un programa radial siempre será importante anticiparse para entregar el mejor contenido sabiendo cómo hacer un guión de radio.

Un guión puede ser literario, técnico o ser la mezcla de ambos, dependiendo de la información que contenga. Los guiones literarios definen específicamente lo que dirá el locutor. Los guiones técnicos, en cambio, contienen especificaciones para el equipo técnico, incluyendo, por ejemplo, guías para reproducir las introducciones de las secciones, las canciones, etcétera.

Se puede utilizar cualquiera según las necesidades del equipo. Lo que sí es vital, es tener en cuenta ciertos factores que ayuden a desarrollar un guión que cautive a la audiencia.

Cómo hacer un guión de radio

Para hacer un guión de radio, primero es necesario conocer a los radioescuchas, con el fin de saber e interpretar qué les gusta, cuáles son sus intereses, cuál es el lenguaje que utilizan, entre otros aspectos que definirán márgenes en el contenido y en la comunicación.

El guión, además, debe conjugarse con la línea editorial del medio y con los objetivos del mismo programa.

Por otra parte, el guión dependerá del tipo de programa a realizar.

En el caso de las estaciones no comerciales, es común que ofrezcan diversos programas que satisfagan a públicos específicos, ya que, como no deben preocuparse por atraer anunciantes, tienen más libertad para salirse de las normas.

Las estaciones comerciales, por otro lado, deben estar sujetos a las preferencias populares, ya que deben buscar atraer la mayor cantidad de audiencia para cumplir las metas.

Al tratarse de programas diurnos (los más escuchados), hay que pensar en que la gente normalmente está empezando su día, por lo que requieren de una pauta que los ayude a alegrarse en la jornada que se avecina. Aquí hay que considerar distintos gustos: algunos buscarán informarse respecto a los últimos acontecimientos sociales, políticos y económicos, mientras que otros buscarán escuchar música y un locutor que los anime.

En los programas regulares, aquellos que se transmiten durante el día, hay cabida para todo y todos, siendo muy fácil encontrar listas de reproducciones que incorporan una mezcla de géneros, especialmente en las estaciones comerciales.

En cuanto a los programas nocturnos, la cantidad de personas que los escuchan disminuyen, ya que a altas horas de la noche, la mayoría realiza otro tipos de actividades. En este horario, los programas duran una o dos horas y están orientados a géneros específicos que no se transmiten en otros momentos, como el blues y el jazz. Como la audiencia es menor, existen mayor flexibilidad, incluso para mostrar artistas emergentes.

Los programas misceláneos, deben considerar distintas secciones, las cuales normalmente duran 10 minutos. Muy distinto a los programas especializados, que normalmente se dividen en dos secciones, siendo la segunda la más importante.

También existen diferencias entre los programas informativos y musicales. Los primeros deben tener guiones simples, comunicando la información apegándose a los hechos, sin incluir comentarios personales. Y los programas musicales, deben transmitir la sensación de improvisación, por lo que se permite un tono más informal y conversaciones con más flujo.

La clave para tener un guión atractivo está en conocer la audiencia y recordar que cada sección debe tener un sentido, pues, al entregar contenido de calidad con un propósito que le interese al target, es más sencillo identificar qué tendrá éxito y qué no.

Topics: Estudio de grabación

Leads calificados
DESCARGA NUESTRO EBOOK

Suscríbete a nuestro blog